CONSEJOS PARA MEJORAR TU POSTURA DE MEDITACIÓN

Artículo escrito por: Maria Sitaara

Fecha de Publicación: 21 Mar, 2022

Cuando se trata de cómo te sientas en la meditación, ciertas posturas apoyarán tu capacidad para concentrarte, relajarte y mejorar tu conciencia del momento. Otras posturas pueden conducir a la distracción y el dolor. Es importante explorar diferentes posturas y encontrar la que funcione mejor para ti. Puedes meditar en posición de loto, con tu espalda apoyada en la pared o en una silla, eso sí, es relevante mantener tu espalda erguida. En este post quiero darte algunos consejos para que mejores tu postura en tu práctica de meditación formal.

 

Sentarse con la espalda erguida

 

Las posturas sentadas están diseñadas para apoyar el trabajo de la mente. El cerebro y la columna vertebral tienen una relación similar a la de una bombilla y sus cables. Sentarse erguido empodera esta relación. Cuando la columna está erguida, la energía fluye libremente a lo largo de ella y se reducen las molestias y distracciones causadas por la desalineación.

 

Como un andamio bien colocado, una buena postura mantiene el cuerpo erguido y firme. Pone a tierra la base de la columna vertebral y alinea la cabeza, el cuello y el tronco. Entonces la mente se libera para volverse hacia adentro y la conciencia del cuerpo se aleja gradualmente. Al final, una buena postura para sentarse es transparente: un simple asiento dentro del cual se desarrolla la meditación.

 

En las primeras etapas de la práctica, es fácil quedar atrapado en los tecnicismos de sentarse. Es posible que tengas dificultades para sentarte “correctamente” y obtengas poca satisfacción en el proceso. O puedes reaccionar de manera opuesta, ignorando las sugerencias sobre cómo mejorar tu postura de meditación porque parecen imponer demasiada disciplina y estructura. Ningún enfoque es útil.

 

El conocido dicho del sabio Patanjali simplifica las cosas al decirnos que debemos hacer que la postura sentada sea cómoda y estable.

 

Estos dos rasgos de comodidad y estabilidad se sirven mutuamente. Cuando se puede lograr la comodidad sin sacrificar la alineación, se está en el camino correcto. Y cuando se logra la alineación completa sin sacrificar la comodidad, ahí está.

 

 

Cómo alinear la columna

 

Para alinear tu postura debes equilibrar la columna vertebral y colocar correctamente la cabeza, la caja torácica y la pelvis. Una línea que va desde la base de la pelvis hasta la coronilla forma un eje central dentro del cuerpo. Idealmente, las curvas naturales de la columna vertebral caen a ambos lados de esta línea, manteniendo la alineación con ella.

 

La cabeza, la caja torácica y la pelvis también deben colocarse a lo largo de este eje central. En una buena postura sentada, la pelvis forma la base, los cimientos de la parte inferior de la espalda. La caja torácica y el tórax, que tienden a caer hacia adelante y hacia abajo (ayudados por la gravedad), deben levantarse suavemente. Finalmente, la cabeza debe estar equilibrada por encima de la caja torácica.

 

¿Suena difícil? Prueba este ejercicio. En una postura de pie, imagina que alguien ha colocado un libro en la coronilla de tu cabeza. Mantente firme sobre tus pies y eleva el libro hacia el techo en un movimiento integrado. Mientras lo haces, encontrarás que todo su torso está involucrado. No te esfuerces demasiado. Solo observa los siguientes puntos de referencia en su cuerpo:

 

  • Tu espalda baja está levantada y alargada.
  • Tu pecho se eleva suavemente.
  • Tus hombros se sueltan hacia abajo y lejos de las orejas y hacia los lados (ni hacia atrás ni hacia adelante).
  • Tu cabeza está ligeramente hundida (como una tortuga).
  • Tu barbilla está ligeramente inclinada hacia abajo.
  • La parte posterior de tu cuello es alargada.
  • El eje central de su cuerpo se alarga a través de la coronilla de tu cabeza.

 

Mantén esta postura sin convertirte en un robot. Simplemente encuentra tu estabilidad y comodidad aquí y medita.

 

 

 

Cómo sentarse cómodamente

 

El siguiente paso es alinear tu torso mientras estás sentado. Para la mayoría de nosotros, la postura del loto no es una buena postura para meditar ni se recomienda. Hay otras posturas para sentarse que facilitan el equilibrio de la columna con comodidad, sin torcer las piernas. Pero independientemente de la postura que elijas, deberá resolver cualquier molestia persistente en las rodillas, las articulaciones de la cadera o la columna vertebral.

 

Para reducir la tensión o debilidad es aconsejable realizar la práctica de una serie de posturas de hatha yoga para estirar y fortalecer los músculos sentados. Las posturas de yoga están diseñadas para complementar la meditación y harán maravillas.

 

Pero cambiar los hábitos arraigados de los músculos y los tejidos blandos es un proceso que lleva tiempo. Mientras tanto, puedes amortiguar tus caderas y piernas con la cantidad precisa de apoyo que tu cuerpo necesita utilizando un cojín de meditación o un banco de meditación. Son muy útiles para sostener la parte inferior de la espalda y aliviar la tensión en las caderas y las piernas. Con la amortiguación adecuada, alivia la tensión en la parte inferior de la espalda y reduce el redondeo de la columna lumbar. También le permite hacer ajustes para que la colocación de la pelvis se sienta natural y segura.

 

La amortiguación es la clave. Puedes usar cojines y mantas para levantar las caderas y construir un soporte moldeado para cada pierna. Solo los pies descansan en el suelo. Levanta las caderas, un poco a la vez, hasta que más amortiguación se sienta contraproducente. Con una generosa amortiguación, te encontrarás en una posición sentada, sin esfuerzo. Más tarde, cuando las caderas y la espalda te anuncien que están listas, podrás bajar el nivel de amortiguación.

 

“Sin una postura adecuada, enfrentarás innumerables obstáculos en tu meditación. Y la meditación es el núcleo de todas las prácticas”.

 

Hasta que hayas fortalecido los músculos de la espalda, es posible que desee colocar tu asiento de meditación cerca de una pared para obtener apoyo adicional. Siéntate contra la pared cuando tu espalda se canse o cuando no estés seguro de tu alineación.

Igualmente, puedes sentarte en una silla, pero intenta no reclinarte, sino mantener la espalda recta con las mismas especificaciones que ya hemos comentado en el punto anterior.

 

 

Encontrarte a ti mismo en tu postura

 

No es tan difícil como podría pensar sentarse cómodamente. Con cojines de apoyo, las tensiones se pueden neutralizar y la columna vertebral se puede volver a alinear. Pronto, la energía que fluye a lo largo de la columna activará los músculos necesarios para sentarse erguido, y una buena postura seguirá sin esfuerzo.

 

Cuando empiezas a meditar, tener la postura adecuada te ayudará a aprender a meditar más rápido. Igualmente, cuando quieres profundizar en meditación y, por ejemplo, haces un retiro de meditación vipassana, en donde hay que estar mucho tiempo sentado meditando, es importante tener una buena postura, ya que si no, no podrás mantenerte en el retiro de meditación sin distraerte.

 

El ideal de una postura sentada, estable y equilibrada ha persistido en el arte y la iconografía de la meditación durante milenios, recordándonos que una postura bien alineada es uno de los ingredientes esenciales de la práctica. Pero el arte conduce sólo hasta cierto punto en la construcción real de una buena postura. Debe agregar los toques finales tú mismo, volviendo a tu postura de meditación todos los días.

 

Es meditando cada día donde puedes desarrollar una postura que se adapte a ti y sentarte con el corazón de un guerrero tranquilo y firme. Pronto, tu postura se convertirá en una puerta de entrada, un pasaje seguro a los espacios silenciosos e iluminados dentro de ti.

 

 

Más sobre meditación….

 

En nuestra formación de meditación transformacional nos enfocamos en profundizar en la meditación, conocer cómo practicarla y enseñarla. ¡No dudes en contactarme para más info!

 

 

Sí te ha gustado este post, déjanos tu feedback y comentarios, o si tienes alguna duda o consulta al respecto te la aclaramos


Ah y No olvides suscribirte a la newsletter si deseas que te avisemos de nuestras ofertas y novedades de nuestra formación, retiros y viajes, así como mucho contenido de valor para tu autoconocimiento y despertar.

Más sobre transformación

Déjanos tus comentarios. Si tienes alguna consulta sobre este tama déjanosla y te respondemos. Estamos aquí para ayudarte!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This