MEDITACION PARA CALMAR LA MENTE

Artículo escrito por: Maria Sitaara - Directora de la Escuela Transformacional

Fecha de Publicación: 6 Ene, 2022

 

La meditación puede eliminar el estrés del día y traer paz interior. Si tienes estrés o te sientes con ansiedad, tensión y preocupaciones, dedicar unos minutos a la meditación puede restaurar la calma y la paz interior.

 

La Meditación calma la Mente

 

La meditación se ha practicado durante miles de años. La meditación originalmente estaba destinada a ayudar a profundizar la comprensión de las fuerzas sagradas y místicas de la vida. En estos días, la meditación se usa comúnmente para la relajación y la reducción del estrés.

La meditación se considera un tipo de medicina complementaria cuerpo-mente. La meditación puede producir un profundo estado de relajación y una mente tranquila.

Durante la meditación, enfocas tu atención y eliminas la corriente de pensamientos confusos que pueden estar abarrotando tu mente y causando estrés. Este proceso puede resultar en un mayor bienestar físico y emocional.

 

Meditación Guiada para Calmar la Mente

 

A continuación te dejo una meditación guiada para Calmar la Mente. Esta meditación forma parte de nuestro PROGRAMA MEDITA, un programa gratuito de 30 días de meditación mindfulness.

Para seguir el programa sólo tienes que acceder al canal de youtube de la Escuela y suscribirte HACIENDO CLIC AQUÍ. En el Canal irás encontrando un vídeo para meditar cada día. La intención es que medites cada día cuando te levantes, para que los beneficios de la meditación te acompañen durante todo el día.

 

YouTube video

 

Por qué la relajación es diferente a la meditación para Calmar la Mente

 

La meditación no es lo mismo que intentar alcanzar un determinado estado, como la relajación. En cambio, se trata simplemente de tomar consciencia de nuestro cuerpo a través de la respiración, para simplemente observar, cutivar la ecuanimidad.

Se trata de notar y aceptar experiencias en el momento presente, sin juzgar, ya sea una emoción intensa, sensaciones en el cuerpo, el ritmo de tu respiración o pensamientos flotantes.

En lugar de pensar en la atención plena como una meta, es útil pensar en la meditación consciente como un músculo que estás ejercitando. Como cualquier otro músculo, se necesita tiempo y práctica para desarrollarlo.

 

Mantener la Mente en el Presente

 

La mayoría de las veces tenemos la mente agitada porque nos enganchamos a pensamientos del pasado que nos generan emociones negativas o, por el contrario, a pensamientos del futuro, que no son mas que proyecciones que nos generan estrés y ansiedad.

Para tener la mente en calma debemos enfocarnos en el momento presente. Eso requiere de plena consciencia, y lo que nos ayuda a ser más conscientes es la meditación.

La mente nos juega malas pasadas, generalmente nuestros pensamientos están descontrolados y creemos que son ellos los que nos dominan y que no podemos hacer nada al respecto. Esta es una creencia errónea, ya que podemos hacer mucho, hasta el punto de calmarlos, observarlos y orientarlos hacia lo que más nos conviene.

En la práctica de la meditación se aprende esencialmente a eso, a controlar nuestra mente, para ver con una mayor claridad la realidad, lo que experimentamos y las sensaciones que nos genera cada vivencia. Cuando nos acostumbramos a estar más presentes, nos volvemos más flexibles, con una apertura mental que nos lleva a poder adquirir aprendizajes ante cualquier dificultad o adversidad.

Cuando ejercitamos la costumbre de estar presentes, gracias a la meditación, aprendemos a gestionar y calmar nuestras emociones, sin ningún tipo de temor ni de rechazo. En cada situación podemos concentrarnos para prestar atención con todos nuestros sentidos. Sentimos cada respiración, para calmarnos cuando algo nos genera intranquilidad, escuchando a nuestras necesidades.

En conclusión, a través de la meditación conseguirás centrar la atención y guiarte hacia una vida plena consciente.

 

Beneficios en tu Salud de la Meditación para Calmar tu Mente

 

Las investigaciones han demostrado que la meditación tiene un efecto positivo sobre el estrés,  la ansiedad , la depresión y el dolor. También puede mejorar el sueño.

En general, nuestra respuesta natural es alejar las experiencias desagradables. Sin embargo, esto a menudo no funciona para hacernos sentir mejor o aliviar la ansiedad. Una alternativa es “hacer espacio” para las sensaciones negativas o positivas, y aceptarlas en cualquier momento en particular.

  • Ansiedad. La ansiedad implica concentrarse en “historias futuras”, que pueden causar angustia. Piensas en estas historias futuras como los “qué pasaría si” o los miedos que pasan por tu mente cuando está tranquilo. Cuando nos sentimos ansiosos, nuestra mente se consume con posibilidades, pero la única realidad es lo que está aquí ahora mismo. La mayoría de nuestros miedos no ocurren. Al meditar puedes observar estos pensamientos y cuando regreses al presente, puedes disminuir tu preocupación.
  • Depresión. Si bien la ansiedad está orientada hacia el futuro, la depresión a menudo implica una preocupación por cosas que sucedieron en el pasado. Al igual que con la ansiedad, es útil observar estos pensamientos y luego dejarlos ir y regresar al presente.
  • Dolor. A menudo añadimos dolor con nuestros pensamientos. Por ejemplo, cuando tienes una migraña y piensas que nunca terminará, estás agregando el dolor mental de la preocupación al dolor físico de la migraña. El uso de la meditación para controlar el dolor te permite ser consciente de las sensaciones de dolor, permitir que existan, incluso explorarlas un poco, y en cualquier momento, puedes cambiarrtu atención a algo más agradable en tu cuerpo o en tu vida. En este sentido, estás haciendo espacio para el dolor y al mismo tiempo te das cuenta de que no tienes que sentirte abrumado por él.
  • Dormir. Las reacciones al estrés, como los pensamientos acelerados, te impiden dormir bien. Practicar meditación te ayuda  a clamr tu mente y así mejorar tu patrón de sueño al ayudarte a relajarte.
  • Estrés. Meditar te lleva a una calma interior que reduce tus estados de estrés y te conecta con tu paz interior. El simplemente de para y observar tu respiració, tu cuerpo y tus sensaciones te hace tomar consciencia del ritmo frenético de tu vida y adoptar patrones más saludables para tu bienestar.

 

Sobre todo, no te desanimes si practicar la meditación  es difícil al principio. Como cualquier otra disciplina, la meditación se simplifica con el tiempo. Recuerda: Cuanto más practicas meditación, más fácil se vuelve.

 

Y sí quieres profundizar más en un Programa de Meditación Certificado…

 

En nuestra formación de meditación transformacional nos enfocamos en profundizar en la meditación, conocer cómo practicarla y enseñarla. No dudes en contactarme para más info!

 

   

 

 

Sí te ha gustado este post, déjanos tu feedback y comentarios, o si tienes alguna duda o consulta al respecto te la aclaramos


Ah y No olvides suscribirte a la newsletter si deseas que te avisemos de nuestras ofertas y novedades de nuestra formación, retiros y viajes, así como mucho contenido de valor para tu autoconocimiento y despertar.

Más sobre transformación

Déjanos tus comentarios. Si tienes alguna consulta sobre este tama déjanosla y te respondemos. Estamos aquí para ayudarte!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This