Se aprende a meditar meditando. El silencio y la quietud que experimentas en la meditación y el aumento de la felicidad y la disminución del estrés que experimentas fuera de la meditación son tan atractivos y bienvenidos que naturalmente te enseñas a ti mismo a profundizar en ese silencio y quietud cada vez que meditas.

La idea de la meditación es que toda esa calma y paz interior que experimentas durante el proceso se exteriorice y puedas usarla en tu vida diaria, siempre estando en un estado de consciencia y de calma, evitando sobre todo ele estrés y la ansiedad.

El cómo aprender a meditar es una pregunta bastante común entre los curiosos de esta práctica, y aquí la responderemos de la forma más sencilla y práctica posible.

 

¿Cómo meditar?

 

El cómo aprender a meditar es algo sencillo, lo realmente difícil es hacer de esto un hábito sin perderte un solo día, por eso aquí te dejamos un ejercicio de meditación que puedes hacer diariamente, en el que puedes cambiar el mantra a tu gusto.

  1. Medita cada mañana y cada noche durante 15-30 minutos. Es mejor meditar antes de comer. Intenta meditar en un lugar tranquilo, pero si no tienes un lugar tranquilo para meditar, no pasa nada. El ruido no es una barrera para meditar aunque tiende a hacer la tarea un poco más complicada.
  2. Siéntate en silencio, cierra los ojos y no hagas nada durante un minuto. Los pensamientos vendrán y eso está bien. Es natural tener pensamientos durante la meditación.
  3. Concentrate en tu respiración, en tu inhalación y tu exhalación para mantener tu mente concentrada en un punto
  4. Observa tu mente, sin engancharte a ningún pensamiento. Después de un minuto más o menos, de la misma manera natural en que vienen los pensamientos, y sin mover la lengua o los labios, en silencio en el interior puedes empezar a decir tu mantra. Un mantra es una frase que recoge un aspecto de ti en el que quieras enfocarte. Al concentrarte en tu respiración y tu mantra, tu mente deja de divagar.
  5. Repite lentamente tu mantra hasta que termines de meditar. Cuando vengan los pensamientos, vuelve a decir suavemente tu mantra. Cuando termines de meditar, túmbate y descansa durante 4-5 minutos.
  6. Mantén tu motivación. A veces puede que digas tu mantra de forma poco clara, y eso está bien. A veces puede que no estés diciendo tu mantra en absoluto, y en su lugar tu mantra puede ser una sensación o un sentimiento de tu mantra, y eso está bien. A veces todos los pensamientos y tu mantra pueden desaparecer y puedes simplemente ser consciente, y eso está bien.
  7. Sí te duermes, está bien. Sí duerme es porque todavía no has parendido a relajarte, es muy común en los principiantes. Cuando te despiertes después de estar dormido, medita durante unos minutos más y luego acuéstate y descansa durante 4 o 5 minutos. Con la práctica podrás meditar sin quedarte dormido.

¿Cómo hacer meditación?

 

La meditación es más sencilla (y más difícil) de lo que la mayoría de la gente cree. Lee estos pasos, asegúrate de estar en un lugar en el que puedas relajarte en este proceso, pon un temporizador y pruébalo:

  1. Toma asiento. Busca un lugar para sentarte que te resulte tranquilo y silencioso.
  2. Establece un límite de tiempo. Si estás empezando, puede ser útil elegir un tiempo corto, como cinco o diez minutos.
  3. Observa tu cuerpo. Puedes sentarte en una silla con los pies en el suelo, puedes sentarte con las piernas cruzadas, puedes arrodillarte… todo está bien. Sólo asegúrate de que estás estable y en una posición en la que puedas permanecer un tiempo.
  4. Siente tu respiración. Sigue la sensación de tu respiración al entrar y al salir.
  5. Observa cuando tu mente se desvía. Inevitablemente, tu atención abandonará la respiración y se desviará hacia otros lugares. Cuando te des cuenta de que tu mente ha divagado -en unos segundos, un minuto, cinco minutos- simplemente vuelve a prestar atención a la respiración.
  6. Sé amable con tu mente errante. No te juzgues ni te obsesiones con el contenido de los pensamientos en los que te encuentras perdido. Simplemente vuelve a tu respiración.
  7. Practica con amabilidad. Cuando estés preparado, levanta suavemente la mirada (si tienes los ojos cerrados, ábrelos). Tómate un momento y fíjate en los sonidos del entorno. Observa cómo se siente tu cuerpo en este momento. Observa tus pensamientos y emociones.

 

meditacion escuela transformacional

Eso es todo. Esa es la práctica y así se responde a la interrogante de cómo aprender a meditar. Te vas, vuelves y tratas de hacerlo con la mayor amabilidad posible.

 

Meditar significado

 

La meditación es una palabra que se ha llegado a utilizar de forma imprecisa en la actualidad. Por este motivo es que existe tanta confusión sobre cómo aplicarla o sobre cómo aprender a meditar.

Muchas veces se utiliza el término meditar para referirse a pensar o contemplar algo, también es utilizado cuando quieren decir soñar despierto o fantasear, sin embargo la meditación no es nada de eso, pero entonces: ¿Qué es la meditación?

 

¿Qué es meditación?

 

La meditación puede definirse como un conjunto de técnicas destinadas a fomentar un estado de conciencia elevado y una atención concentrada. La meditación es también una técnica de cambio de conciencia que ha demostrado tener un amplio número de beneficios en el bienestar psicológico.

En la meditación la mente está clara, relajada y centrada en el interior y en el aquí y el ahora. Cuando se medita se está totalmente despierto y alerta, pero la mente no se centra en el mundo exterior ni en los acontecimientos que ocurren a su alrededor.

Aprender a meditar es aprender a gestionar tu mundo externo desde tu mundo interno, sin dejar de llevarte por las circunstancias y el ajetreo de tu vida. Meditar te enseña a vivir conectado en ti, y gestionar tu vida desde tu interior. Por eso, aprender a meditar transforma tu vida.

La meditación requiere de un estado interior quieto y centrado. Cuando la mente está en silencio, repitiendo su mantra y ya no se distrae, ahí es cuando la meditación se profundiza.

 

¿Cómo aprender a meditar principiantes?

 

Cuando te interesa esta práctica pero no sabes nada sobre ella, el cómo aprender a meditar tiende a ser un proceso tedioso ya que no sabes por dónde comenzar ni la veracidad de la información que puedes conseguir en internet, sin embargo casi todas coinciden en que los principios básicos son:

  1. Ubícate en un espacio silencioso y tranquilo, y elije un asiento que te resulte cómodo.
  2. Cierra los ojos, respira profundo y crea un mantra para la meditación.
  3. Centra tu atención en la respiración y repite tu mantra cada tres o cuatro segundos.
  4. Repite tu mantra. Los pensamientos intrusivos los puedes desviar repitiendo tu mantra suavemente.
  5. Realiza este proceso durante unos quince o veinte minutos, y luego de eso reposa por cinco minutos.
  6. ¡Y disfruta de tu meditación!

 

 

 

× Contacta