El equinoccio, ese momento mágico del año en el que día y noche se equilibran, nos brinda una oportunidad única para la introspección y la reevaluación. Es un recordatorio de que, al igual que las estaciones cambian, nosotros también tenemos el poder de transformar y equilibrar nuestra vida.

A continuación, te presentamos un ejercicio de auto coaching holístico especialmente diseñado para este equinoccio. Te invitamos a encontrar un lugar tranquilo, tomar un cuaderno y un bolígrafo, y permitirte el tiempo necesario para responder sinceramente a estas preguntas poderosas.

 

1. Balance y Armonía

 

¿En qué áreas de tu vida sientes que hay un equilibrio? ¿Dónde te sientes en armonía con tus deseos y realidades?

¿Qué áreas de tu vida necesitan más equilibrio? ¿Dónde sientes que te inclinas demasiado hacia un lado y necesitas reajustar?

 

2. Liberación y Renovación

 

¿Hay algo que has estado sosteniendo o llevando contigo que necesitas liberar con la llegada de esta nueva estación?

¿Qué nuevo propósito o intención te gustaría sembrar para que florezca en los próximos meses?

 

3. Luz y Oscuridad

 

Reflexiona sobre un momento reciente en el que te sentiste iluminado, en paz o alegre. ¿Qué generó esa sensación y cómo puedes incorporar más de ese elemento en tu vida diaria?

Considera un desafío o sombra que hayas enfrentado recientemente. ¿Qué aprendizajes te ha traído y cómo puedes utilizarlos para crecer?

 

4. Acción y Reposo

 

¿Cuáles son las acciones concretas que deseas tomar para llevar tu vida más cerca de tus sueños y objetivos en la próxima estación?

Al igual que la naturaleza tiene momentos de actividad y reposo, ¿cómo puedes garantizar que te estés dando el descanso y la revitalización que necesitas?

 

5. Transformación Holística

 

Al terminar este ejercicio, toma un momento para reflexionar sobre tus respuestas. Permítete sentir todo lo que surja sin juicio.

Establece cinco acciones concretas para cada dimensión de tu Ser basadas en tus reflexiones que te comprometas a realizar en el próximo mes a nivel mental, emocional, físico, energético y espiritual.

Luego, si lo deseas, puedes cerrar este ejercicio con la meditación de equinoccio.

 

El equinoccio es una invitación del universo para volver a nuestra esencia, para reajustar y recalibrar. Aprovecha esta energía y permítete florecer en armonía con el ritmo natural del cosmos.

¡Feliz Equinoccio y un viaje transformador hacia tu autodescubrimiento!

 

Te puede interesar:

 

× Contacta